Noticias

El teatro como herramienta de aprendizaje en el aula

      

Aprender jugando es una de las formas más efectivas de interesar a los alumnos en un tema. En otra ocasión hemos hablado sobre distintos Juegos para realizar en el salón de clases, destacando las habilidades que los alumnos pueden adquirir a través de divertidas actividades. Hoy nos vamos a concentrar en el teatro como un modo de transmitir y fijar conocimientos dentro del aula. Conoce a continuación cuáles son los beneficios de incluir el teatro como una herramienta de aprendizaje.


Lee también
» Como enseñar matemática de formas divertidas
» Conoce el método Kumon de enseñanza
» El método de los mejores maestros del mundo


Los docentes de hoy saben de memoria que solo a base de libros y ejercicios tradicionales no lograrán despertar el interés de sus alumnos. Podrán captar su atención porque éstos necesitan exonerar la materia; pero si se quedan solo con los antiguos métodos no lograrán que el alumno llegue a amar la asignatura. Innovar en técnicas de enseñanza es fundamental en este tiempo dinámico; y si parte del aprendizaje puede ser transmitido como si se tratara de un juego, mejor aún.

 

El teatro dentro del aula es una de las formas más divertidas y completas de reforzar conocimientos de casi todas las materias. La personificación de los personajes históricos por parte de los estudiantes y la simulación de lugares geográficos mediante escenografías que ellos mismos realizan es una excelente manera de complementar los contenidos vistos en el salón, fomentando la participación activa de cada estudiante.

 

Beneficios de trabajar algunos contenidos mediante una representación teatral en el aula 

 

1 – Aprender jugando es motivador

Como ya mencionamos, el aprendizaje a través del juego es la forma más motivadora para estudiantes de todas las edades. Lo que aprendemos en un ambiente ameno y feliz nos queda fijado en la memoria durante mucho más tiempo que lo que aprendimos a la fuerza; o por lo menos, constituirá de seguro parte de los momentos felices de la vida de una persona.

 

2 – Es una metodología activa

A través de la puesta en marcha de una obra de teatro los alumnos se vuelven protagonistas del proceso de aprendizaje, dejando de ser solo espectadores. Cada estudiante deberá involucrarse y de esta manera se convertirá en creador de su propio aprendizaje; lo que favorece desde el entusiasmo hasta la asimilación de un tema.

 

3 – Se afianzan vínculos entre compañeros

El involucrarse para llevar un proyecto en común adelante afianza los vínculos entre las personas, favoreciendo el proceso de sociabilización del niño, su sentido de la solidaridad, el trabajo en grupo, la tolerancia, el respeto y demás cualidades positivas del estilo.

 

4 – Pone en práctica diversas habilidades

Desde el lenguaje oral hasta el lenguaje corporal son habilidades que los alumnos podrán entrenar al montar una obra de teatro; así mismo las capacidad de comunicación, el perder el miedo a hablar en público o el desarrollo de la creatividad son otras de las técnicas que estarán siendo trabajadas al realizar una obra de teatro en el aula. Además, este tipo de prácticas son ideales para trabajar las emociones e ideas.

Lee más acerca de esta técnica a través de los ensayos El teatro de aula como estrategia pedagógica y La importancia de las dramatizaciones en el aula de Ele 

 



Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.