Noticias

5 tips para que las redes sociales no te perjudiquen emocionalmente

      
Fuente: Shutterstock
La información a través de las redes sociales llega en abundancia y no importa si lo que se dice es verdad o no: ver todo el tiempo la fotografía de una persona que suplica “10.000 likes” para poder hacer un costoso tratamiento del que dependerá su vida, imágenes de animales con los ojos más tristes del mundo “por culpa del exterminio del ser humano” o las estupendas vacaciones de tus conocidos o contactos virtuales (siempre felices y radiantes bajo los efectos de decenas de filtros) es una situación que va generando un cúmulo de emocionalidad y sentimientos poco saludables en el usuario medio de redes.


Y es que para estar expuesto a tanta información necesitas “acorazarte” si no quieres que al final terminen entrando en tu cabeza ideas como que eres en parte responsable por los asesinatos en masa ocurridos a cientos de kilómetros o que no eres tan feliz como tus vecinos, compañeros o conocidos.


Frente a tanta información (sea verdadera o no) el usuario debe protegerse para que la emocionalidad no le juegue una mala pasada o despierte sentimientos de envidia, ya que varios estudios han comprobado que las redes sociales pueden influir de forma negativa en la autoestima de una persona, como el realizado por la Universidad de Medicina de Pittsburgh en Pensilvania que afirma que cuanto más tiempo pasan los Millennials en las redes sociales más posibilidades tienen de deprimirse.


5 tips para que las redes sociales no te perjudiquen emocionalmente


1 – Reduce la cantidad de redes sociales

Si dices presente en cada nueva red social que se pone de moda no solamente estarás expuesto a más y más información poco relevante, sino que al tratar de atenderlas a todas quedarás exhausto y seguramente tus calificaciones o tu productividad en el trabajo comiencen a bajar.


2 – Quita las redes de tu móvil


Si tienes todas las redes en tu Smartphone estás aumentando demasiado la probabilidad de pasar mucho rato allí, por lo que una buena opción para no hacer esto es quitarlas de tu móvil, por lo menos aquellas que no te resultan “esenciales” para tu día a día.


3 – Cuidado con las personas que sigues


Una cuestión clave para evitar ciertos sentimientos negativos es tener cuidado con las personas que sigues; es decir, no te servirá de nada obsesionarte con seguir a tu ex, a la actual de tu ex, a personas que solo presumen de su vida feliz o a quienes aportan todo el tiempo el tipo de noticias que causan angustia. Ponte más selectivo y sigue a quienes te inspiren de forma positiva.

Si se trata por ejemplo de Facebook, puedes elegir no ver las publicaciones de cierta persona en la página de inicio, en el caso de que no quieras “borrarlas” de plano porque no es precisamente una persona con la que tengas problemas. Al hacer esto te ahorras ver el contenido que comparte sin que ni siquiera se de cuenta de esto.


4 – Sal más a la vida real


Vuelve a vivir lo máximo que puedas como si no existieran Facebook, Instagram o Snapchat: sal más al aire libre ay reúnete con tus amigos sin tener que contar cada paso en las redes. Lo que le sucede a muchos usuarios es que sienten una especie de depresión cuando el contenido que han posteado no tiene la repercusión que esperaban. Evítatelo. 


5 – Limita la cantidad de contenido que compartes


Hoy en día hay una especie de regla no escrita que funciona como que si has hecho algo pero no lo has contado en Facebook entonces no lo has vivido o no fue una experiencia tan genial; aunque en realidad si te pones a pensarlo, si estás viviendo el mejor momento de tu vida no tendrás tiempo de contar el minuto a minuto en las redes sociales. Reduce la cantidad de publicaciones y vive más conectado a las personas cuando las tengas cara a cara.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.