Noticias

Cómo sacarle provecho a un año sabático

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
El año sabático no tiene que ser una “pérdida de tiempo”; sino que al contrario, si está bien planificado y sabes para qué te lo has tomado y como aprovecharlo, puede resultar muy fructífero antes de comenzar de lleno en una carrera universitaria. Si bien en un año sabático te liberas de tus responsabilidades académicas o laborales para dedicarte a tus intereses personales, esto no es lo mismo que pasar doce meses sentado frente a la televisión.


La palabra “sabático” deriva del hebrero shabbat, que significa “día del descanso” en alusión al sábado. Los hebreos se tomaban el séptimo año de la cosecha para dejar descansar la tierra después del sexto año que la trabajaban; ya que al dejarla reposar durante un año se volvería más fértil y productiva. De esta costumbre surge el año sabático, ya que al igual que la tierra, el cuerpo y la mente también pueden fortalecerse luego de un período de descanso.


Pero como ya mencionamos, tomarse un año sabático o “Gap Year” no significa no hacer nada; sino que es un tiempo además de para descansar, para realizar las actividades que disfrutas o que aporten valor significativo a tu vida. Esto puede ser desde viajar a estudiar un idioma, aprender un oficio o volverte voluntario de una organización sin fines de lucro, entre otras tantas actividades que te ayuden a crecer personalmente y volverte un poco más independiente.


Un año sabático puede renovarte a nivel físico y mental y puede resultar el puente perfecto para descubrir nuevas habilidades e intereses, informándote más acerca de las carreras que existen y planificando muy bien el recorrido académico que tendrás por delante para luego comenzar un nuevo período completamente enfocado y abocado a lo que deseas para tu vida.



3 cosas que puedes hacer en tu año sabático

1 – Viajar

Viajar siempre es una experiencia reveladora que te enriquecerá en muchos aspectos. No solamente tienes la oportunidad de conocer nuevas culturas y formas de vivir, sino que al estar lejos de tu familia tendrás que aprender a arreglártelas por ti solo y esto te volverá más independiente.


2 – Estudiar un idioma


Si estás flojo por ejemplo en inglés, el año sabático puede ser una oportunidad para ponerte al día con el idioma; ya sea que lo estudies en una academia, de manera online o que viajes a un país donde sea la lengua oficial para aprenderlo de lleno.


3 – Realizar voluntariado


El voluntariado es beneficioso en todos los aspectos: por un lado puedes prestar tu ayuda en comunidades necesitadas y esto siempre será gratificante, y por el otro, tomas responsabilidad por ejemplo en horarios y tareas que cumplir, lo que resulta un buen entrenamiento para la vida laboral futura.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.