Noticias

5 actitudes que van en contra de la felicidad laboral

      
Fuente: Shutterstock

El trabajo es uno de los lugares donde mayor tiempo estamos, por lo que sentirse a gusto y feliz es fundamental para nuestro bienestar y salud emocional. Si bien no todo el mundo puede hacer lo que ama, construir un espacio de trabajo feliz si está en las manos o más bien en la actitud de cada persona frente al trabajo. En este sentido existen algunas cuestiones que escapan a las manos de cualquier trabajador, pero otras que pueden ser dominadas por cada uno. Descubre qué actitudes van en contra de tu felicidad laboral para despojarlas de tu rutina.


Estas 5 actitudes van en contra de tu felicidad laboral



1 – Quejarte todo el tiempo

La queja constante es una de las características más negativas en una persona, y logra que todos quieran huirle o tengan que padecer su presencia. Si te quejas por tu sueldo, porque tu silla no te parece cómoda, porque el aire acondicionado no está a una temperatura que sea de tu agrado, porque el transporte demoró en pasar, porque hace frío, porque hace calor o en fin por todo lo que sucede a tu alrededor, no solo te estarás afectando a ti mismo sino que también a todos los demás, dejando una energía negativa en el ambiente difícil de contrarrestar. La próxima vez antes de quejarte piensa si así resolverás algo: verás que las cosas no se resuelven de esta manera y buscarás un método más efectivo y feliz para hacer oír tu reclamo.


2 – Tener miedo o incertidumbre

El miedo en el trabajo puede manifestarse de muchas formas, desde no pedir un aumento por miedo a ser despedido hasta no pedir un consejo por miedo a parecer incompetente. De hecho, un estudio realizado por la Universidad de Harvard reveló que 5 de cada 10 trabajadores no piden consejos a sus jefes o compañeros por miedo a parecer incompetentes, lo que deriva en tareas mal hechas y menor rendimiento en general. Como sea, el miedo es paralizante y no permite tomar buenas decisiones; a la vez que te volverá un trabajador menos seguro y por ende menos atractivo para un ascenso.  


3 – No encontrar ninguna satisfacción en lo que haces

Como mencionamos más arriba, no todo el mundo puede vivir de lo que ama, pero aunque no te estés dedicando a tu pasión debes encontrar un punto en el que tu tarea te motive, ya que hacer todos los días durante horas algo que odias es lo más parecido a una penitencia. Si ya le has dado vueltas y vueltas al asunto y aún así sigues sin encontrar un punto de disfrute en tu trabajo, quizás sea hora de ir pensando en un cambio de dirección en tu carrera, poniendo tu felicidad laboral por encima de tu salario, ya que tal vez sea más gratificante sentirse pleno que llenarse los bolsillos de dinero.


4 – Estar estancado y no tener intención de tomar nuevos desafíos

Si tu trabajo es monótono y rutinario probablemente experimentes el aburrimiento en el trabajo, uno de los principales factores de la desmotivación laboral. El quedarte con la idea de que no puedes hacer nada para cambiarlo porque “nadie te lo ordena” es una actitud que va totalmente en contra de tu desarrollo profesional y de la felicidad laboral. Sal de tu zona de confort, identifica qué podrías hacer para mejorar en la oficina, ten curiosidad, sed de aprender y tomar nuevos desafíos y pon manos a la obra.


5 – Vivir estresado

Vivir estresado o en una montaña rusa de emociones en el trabajo no sólo afectará tu vida durante esas 8 horas, sino todo el resto de tu tiempo y también a tu entorno. El estrés laboral puede ser producto de varios factores siendo uno de los más frecuentes la falta de organización en las tareas, el perder demasiado tiempo en distracciones o el tener que lidiar con compañeros conflictivos. Identifica qué te está causando estrés y no recurras a la queja sino a buscar soluciones para revertir la situación.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.