text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Errores comunes al buscar trabajo

      
Fuente: Shutterstock

Buscar trabajo puede ser una tarea extenuante, más aún cuando no logras concretar entrevistas laborales. Puede que estés haciendo algunas cosas mal sin darte cuenta. Conoce a continuación los errores más comunes al buscar empleo para poder dejarlos de lado y conseguir finalmente un puesto.

 

Lee también
» Canales de YouTube para capacitarte laboralmente
» Vuelve a conectar con tu pasión en el trabajo
» Cómo lidiar con malos jefes

 

1 – Un mal Currículum Vitae

Por más experiencia laboral y estudios que tengas, si no los sabes transmitir mediante tu Currículum Vitae (CV) no te servirá de nada. Éste debe estar actualizado y bien redactado: por ejemplo, comienza por tus últimos niveles de estudio y no por la escuela, y has lo mismo en cuanto a la experiencia laboral. No incluyas datos innecesarios y trata de destacar lo que tiene que ver con el puesto al que apuntas; es decir personaliza el Currículum de acuerdo a la búsqueda.

 

2 – No estar organizado

Si estás buscando trabajo de forma compulsiva y no te organizas de acuerdo a esa búsqueda, podrás cometer errores como mandar tu CV a la misma empresa para diferentes puestos o enviar a vacantes con las que no ajustas al perfil (por lo que lo más probable es que no te llamen). Mejor sería que lleves un registro de tus búsquedas como a qué empresa has enviado tu Currículum y para qué puesto, así como también anotar los usuarios y contraseñas para cada web laboral en la que te has creado un perfil.

 

3 – Buscar el trabajo ideal

Está perfecto que sepas cuál es la posición que quieres alcanzar en tu vida, pero también debes saber que para llegar tendrás que esforzarte, por lo que no se te presentará de primera el trabajo soñado, con el mejor sueldo, mejor ambiente laboral y de acuerdo a tus intereses. Baja tus exigencias con la búsqueda y comienza de abajo o de lo contrario estarás perdiendo varias oportunidades.

 

4 - Buscar en un solo sitio

¿Conoces solo una página de bolsas de empleo? ¡Pero si hay muchísimas más! Realiza una búsqueda activa y no te quedes en un solo sitio. Después de terminar con las posibilidades en internet y mediante los avisos clasificados, llama a los departamentos de recursos humanos de las empresas y pregunta cómo podrías hacer llegar un currículum o ve directamente. También averigua entre tus conocidos y amigos si hay vacantes en los lugares donde ellos trabajan.

 

5 – Quedarte esperando y no tomar la iniciativa

¿Has mandando muchos Currículums y no te llaman? ¿Qué tal si dejas el rol pasivo y comienzas a dar seguimiento a tus CV? Llama a las empresas, averigua los nombres de los responsables de Recursos Humanos y sus correos electrónicos (una número telefónico puede resultar invasivo y más difícil de conseguir) y envía un mail demostrando tu interés por tener una entrevista. Sin traspasar cierto límite, el interés es algo que los reclutadores valorarán.

 

6 – Buscar sin querer realmente conseguir trabajo

Si estás buscando trabajo pero de verdad no tienes un interés real en conseguirlo, seguramente tu búsqueda sea un poco desganada y mandes currículums esporádicamente y no muestres demasiado interés si tienes una llamada para concretar una entrevista. Si de verdad quieres trabajar no te sientes a esperar que las cosas sucedan por sí solas y agota todas las posibilidades: créate perfiles profesionales en LinkedIn y comienza a generar una red de contactos, apúntate en las bolsas de empleo, si tienes la posibilidad has tarjetas personales y lleva siempre contigo copias de tu CV para no perder ninguna oportunidad. Y sobre todo, no te desanimes porque aunque cueste un poco más, finalmente el trabajo aparecerá.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.