text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

5 tips para dejar de lado la pereza

      
Fuente: Shutterstock

La pereza es dejar que todo suceda por sí solo sin mover un dedo para lograr tus objetivos. Es un estado de pasividad que si bien es natural que tengas de vez en cuando, si lo alimentas y lo vuelves algo normal te llevará a perder las riendas de tu vida. Aprende a superar la pereza en tu día a día para ir a favor del cumplimiento de tus metas.


Lee también
» La importancia de la planificación y los pasos clave para llevarla a cabo
» 6 hábitos saludables que incluir en tu rutina
» 8 síntomas de que estás estresado
 

 

5 tips para dejar de lado la pereza

 

1 – Divide tu trabajo para poder con todo

No vale de nada sobrecargarse de trabajo un día y el resto estar muy liviano, ya que al enfrentarte a tareas “maratónicas” es probable que te sientas cansado y abrumado antes de empezar. Divide tu trabajo a fin de que puedas encontrar un equilibrio en tus tareas y éstas tengan también un buen balance entre tu vida profesional y tu vida personal.

 

2 – Descansa bien

Un buen descanso y unas 8 (o por lo menos 7) horas de sueño son fundamentales para estar activos al otro día, ya que si no duermes durante la noche o si duermes mal es completamente natural que no tengas energía para nada y que quieras quedarte sin hacer ningún esfuerzo, tanto físico como mental.

 

3 – Haz ejercicio físico

Dedicar un rato de cada día a realizar ejercicio físico moderado elevará tu nivel de energía, además de que cuando se realiza asociado a hábitos saludables (como una buena alimentación) también favorece un buen descanso.

 

4 – Fíjate tiempos para cumplir con una tarea

No basta solamente con que te plantees que debes hacer algo, sino que para ser más productivo deberías proponerte hacerlo dentro de un período de tiempo estipulado. Por ejemplo, en vez de decir “hoy limpiaré la casa”, propónte“ hoy limpiaré la casa en 3 horas”. Ponerte un plazo para terminar con algo resulta muy efectivo.

 

5 – Piensa en las consecuencias

Visualízate a futuro y piensa en las consecuencias de la pereza. Imagínate tanto los beneficios de completar lo que tienes que hacer como en las consecuencias que tendrás que afrontar si no cumples con tus obligaciones. ¿Qué pasaría si no cumples con tu tarea? Además, recordarte los motivos por los que has elegido hacer tal cosa y cuál es tu meta también funcionará para que te motives.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.