text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Aprende a decir NO con estos consejos para mejorar tu asertividad

      
Fuente: Shutterstock

La asertividad es la capacidad de defender tus derechos y respetar los del resto. Algunas personas les cuesta más poder desarrollar su asertividad ya sea por encontrarse en un extremo o el otro: es decir, la pasividad o la agresividad. Aprende a mejorar tu asertividad, a decir que “no” en el trabajo y a respetar tus derechos y los de los demás.


Lee también
» Por qué los freelancers no deben cobrar su trabajo demasiado barato
» Vuelve a conectar con tu pasión en el trabajo
» Consejos para desenvolverse en el primer empleo

Decir siempre que si a cada pedido extra que te encarga tu jefe o a los que te piden tu familia y amigos demuestra falta de asertividad; y con este tipo de actitud frente a la vida podrías perjudicar tu salud mental y física por la sobrecarga de trabajo y tareas. ¿Cómo mejorar tu asertividad y aprender a decir que no? Chequea los siguientes 4 consejos a continuación; los que pueden serte útiles tanto en el ámbito profesional como en el personal.

 

4 consejos para mejorar tu asertividad

1 – No acostumbres a los demás a que siempre estás disponible

Las personas faltas de asertividad no saben decir que no y muy a menudo se someten a la voluntad de otras. Está bien querer ayudar a los demás, pero ser siempre el que está para resolver los problemas de todo el mundo o encargarse del trabajo extra en la oficina no está bien. Si siempre estás tú para todo, tarde o temprano tendrás problemas, ya que las cosas comenzarán a salir mal, bajarás tu productividad o te terminarás agotando.

 

2 – Piensa en ti

Tú también necesitas tu tiempo de ocio, tu tiempo para trabajar, para dormir o para usarlo en lo que se te dé la gana. No olvides que a la primera persona que tienes que ayudar y siempre decir que si es a ti mismo. Piensa también cuál es el motivo o los temores que te llevan a decir siempre que sí y trabaja en ellos.

 

3 – Habla claro

Dejar las cosas en claro con los demás no es lo mismo que ofender. Cuando tengas que plantear algo incómodo a otra persona dedica un tiempo para ver como lo vas a comunicar, ya que la idea no es que nadie se sienta atacado ni que tú termines cediendo por no el miedo a ofender. Elije las palabras correctas para decirle a una persona que no puedes ayudarlo siempre y no hagas valoraciones personales: mejor es hablar de datos concretos de la realidad. 

 

4 – No des tantas explicaciones

No tienes que irte en explicaciones con alguien cuando no tienes ganas de hacer algo que no te corresponde, salvo que se trate de algo importante para lo que realmente necesitan tu ayuda. Si se trata de una tarea que los demás pueden resolver por sus medios y te piden a ti que te encargues solo por comodidad, simplemente di que no puedes con una sonrisa y sin disculparte al extrtemo. A lo sumo di que estás corto de tiempo, pero no pongas mil justificaciones. Claro que no estamos sugiriendo que pierdas la amabilidad, pero sí que seas firme y concreto en tu respuesta.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.