text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo realizar una crítica constructiva de buena manera

      
Fuente: Shutterstock

En general las críticas no suelen ser bien recibidas por nadie, ya que evidencian carencias y errores sobre una acción, idea, forma de actuar, etc. Pero hechas en el tono correcto, las críticas son una posibilidad de corregir y mejorar lo que no está bien. A esto se le llaman “críticas constructivas”. Descubre algunos consejos que te ayudarán a hacer críticas de buena manera, sin que nadie se ofenda por la sugerencia.


Ten en cuenta que antes de realizar una crítica debes tener en cuenta algunas cuestiones no menores; como a quién se critica, qué se critica, el momento y lugar de la crítica y si vale la pena hacerla o es mejor quedarse callado. Ahora bien, si has evaluado esto y estás seguro que necesitas señalarle algunas cuestiones a alguien, ten en cuenta algunos puntos para hacerlo de la mejor manera.



5 consejos para realizar críticas constructivas de buena manera



1 – Cuida el tono de tu voz

Habla despacio y con un tono suave. Además de ayudarte a que el mensaje sea más claro el receptor no se sentirá “atacado” por un tono negativo y fuerte.


2 – Habla tranquilo

Si gritas o te exaltas al hacer una crítica, ésta nunca será bien recibida. Evita mostrar furia al momento de dar tu punto de vista.


3 – Cuida tu lenguaje corporal

Mucho de lo que decimos no está puesto en palabras, sino que se comunica a través del lenguaje no verbal o corporal. A pesar de que escojas las palabras y el tono adecuado, si no cuidas este aspecto, te podría terminar delatando. No cierres los puños, no cruces los brazos, mantén contacto visual pero sin exagerar y si puedes en algún momento esboza una sonrisa sincera, ya que esto ayuda a relajar el ambiente.


4 – No vayas por el lado negativo

Esto puede resultar complejo, pero a la hora de realizar la crítica será mejor recibida si utilizas palabras positivas en vez de ir por el lado negativo. Para lograrlo puedes, por ejemplo, aportar una sugerencia luego de la crítica. Es decir que no te centres en los errores sino en lo que se podría mejorar; evitando por supuesto el tono de reproche.


5 – Pregunta al otro en qué podrías ayudarlo

Conocer los motivos del otro para saber por qué ha hecho algo de determinada manera y conocer sus dificultades ofreciéndole ayuda (ya sea para cambiar una actitud, hablar sobre algo que lo tenga mal, sacar adelante un proyecto o lo que sea que quieras señalarle). Cuando ofreces ayuda sincera le estás demostrando al otro que puede confiar en ti, tendiendo un puente para la sugerencia que quieres dar.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.