text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Estudio demuestra que un gran porcentaje de alumnos plagia trabajos académicos en la secundaria

      
<p style=text-align: justify;>Un equipo de la Universidad de Islas Baleares estudió el tema del<strong> plagio académico</strong> y los resultados dejaron ver que se trata de una <strong>práctica muy frecuente entre los alumnos</strong>; y al parecer, los chicos copian más que las chicas. Otra de las conclusiones a las que llegó el estudio es que <strong>el plagio tiene relación directa con la procrastinación</strong>, dejar siempre para después las responsabilidades.</p><p> </p><p><strong>Lee también</strong><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Textos plagiados podrán ser detectados con moderna tecnología>» <strong>Textos plagiados podrán ser detectados con moderna tecnología</strong></a> <span style=text-align: justify;> </span></p><p style=text-align: justify;><br/>La investigación realizada por el equipo tomó como muestra a un grupo de 2794 alumnos de ambos sexos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato de las Islas Baleares. A través de las contestaciones brindadas los científicos están en condiciones de afirmar que <strong>el plagio es una práctica muy común entre los estudiantes</strong>, por lo menos en los ciclos medios de enseñanza; y que <strong>los más propensos a tener ésta actitud son los varones</strong>.</p><blockquote style=text-align: center;>Las conclusiones del estudio afirman que los varones copian más que las mujeres, y que quienes siempre dejan todo para último momento son quienes más tienden a tener estas faltas</blockquote><p style=text-align: justify;>El investigador y coautor del estudio, Rubén Comas Forgas, explicó al portal <strong><a href=https://www.agenciasinc.es/ rel=me nofollow>Sinc</a></strong> que “Las prácticas más comunes son las conocidas como ‘plagio collage’, es decir, la elaboración de un trabajo a partir de la copia de fragmentos sueltos de texto, ya sea de fuentes digitales o de fuentes impresas, y su inclusión en un trabajo académico sin citar su origen”, y agrega que “los centros de educación secundaria deben proyectar y acometer de manera decisiva medidas para reducir y prevenir este tipo de fraudes académicos”.</p><p style=text-align: justify;><strong>¿Cómo copian los alumnos?</strong></p><p style=text-align: justify;>Casi un<strong> 82% de los alumnos</strong> consultados <strong>confesó haber copiado</strong> por lo menos una vez durante el curso anterior. Lo hicieron más que nada utilizando fragmentos de algún texto de páginas web, copiando y pegando directamente sobre un trabajo a presentar sin citar las fuentes del documento.</p><p style=text-align: justify;>Alrededor de un 73% dijo haber copiado fragmentos de fuentes impresas agregando fragmentos a su trabajo también sin citar fuentes.</p><p style=text-align: justify;>Por otro lado, otras conductas menos frecuentes fueron <strong>bajarse trabajos completos de internet y presentarlos como propio</strong> o tomar un trabajo de otro alumno de años anteriores y también presentarlo como de elaboración propia.</p><p style=text-align: justify;>La investigación dejó ver que quienes más copian los trabajos son los procastinadores, es decir aquellos que por cualquier motivo siempre están pospopniendo sus tareas. Comas Forgas cree que <strong>debería</strong><strong>existir por parte de los docentes un mayor seguimiento y control del proceso de elaboración de un trabajo</strong>, ya que lograría reducir los porcentajes de alumnos que copian al impedir que los estudiantes dejen la tarea para último momento. Además, apunta que deberían reforzarse las competencias de información de los estudiantes.</p><blockquote style=text-align: center;>Los investigadores aseguran que una forma de evitar que los alumnos dejen de plagiar es realizando un seguimiento periódico de las tareas</blockquote><p style=text-align: justify;>El investigador cita al profesor de la <strong><a title=UNED href=https://www.universia.es/universidades/universidad-nacional-educacion-distancia/in/10028>Universidad Nacional de Educación a Distancia</a></strong> (UNED) de Madrid, Juan Manuel Moreno, quién en 2001 realizó un estudio que llamó “El fraude en la educación, o cómo la corrupción también se aprende” en donde aseguraba que “El<strong> fraude en la educación</strong> es el principal tipo de comportamiento antisocial escolar no violento o de cuello blanco. Y no solo eso, sino que además la escuela es el primer campo de prácticas del fraude y la corrupción”</p><p style=text-align: justify;> </p>
Autor: Raisa Maudit  |  Fuente: Flickr

Un equipo de la Universidad de Islas Baleares estudió el tema del plagio académico y los resultados dejaron ver que se trata de una práctica muy frecuente entre los alumnos; y al parecer, los chicos copian más que las chicas. Otra de las conclusiones a las que llegó el estudio es que el plagio tiene relación directa con la procrastinación, dejar siempre para después las responsabilidades.

 

Lee también
» Textos plagiados podrán ser detectados con moderna tecnología  


La investigación realizada por el equipo tomó como muestra a un grupo de 2794 alumnos de ambos sexos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato de las Islas Baleares. A través de las contestaciones brindadas los científicos están en condiciones de afirmar que el plagio es una práctica muy común entre los estudiantes, por lo menos en los ciclos medios de enseñanza; y que los más propensos a tener ésta actitud son los varones.

Las conclusiones del estudio afirman que los varones copian más que las mujeres, y que quienes siempre dejan todo para último momento son quienes más tienden a tener estas faltas

El investigador y coautor del estudio, Rubén Comas Forgas, explicó al portal Sinc que “Las prácticas más comunes son las conocidas como ‘plagio collage’, es decir, la elaboración de un trabajo a partir de la copia de fragmentos sueltos de texto, ya sea de fuentes digitales o de fuentes impresas, y su inclusión en un trabajo académico sin citar su origen”, y agrega que “los centros de educación secundaria deben proyectar y acometer de manera decisiva medidas para reducir y prevenir este tipo de fraudes académicos”.

¿Cómo copian los alumnos?

Casi un 82% de los alumnos consultados confesó haber copiado por lo menos una vez durante el curso anterior. Lo hicieron más que nada utilizando fragmentos de algún texto de páginas web, copiando y pegando directamente sobre un trabajo a presentar sin citar las fuentes del documento.

Alrededor de un 73% dijo haber copiado fragmentos de fuentes impresas agregando fragmentos a su trabajo también sin citar fuentes.

Por otro lado, otras conductas menos frecuentes fueron bajarse trabajos completos de internet y presentarlos como propio o tomar un trabajo de otro alumno de años anteriores y también presentarlo como de elaboración propia.

La investigación dejó ver que quienes más copian los trabajos son los procastinadores, es decir aquellos que por cualquier motivo siempre están pospopniendo sus tareas. Comas Forgas cree que deberíaexistir por parte de los docentes un mayor seguimiento y control del proceso de elaboración de un trabajo, ya que lograría reducir los porcentajes de alumnos que copian al impedir que los estudiantes dejen la tarea para último momento. Además, apunta que deberían reforzarse las competencias de información de los estudiantes.

Los investigadores aseguran que una forma de evitar que los alumnos dejen de plagiar es realizando un seguimiento periódico de las tareas

El investigador cita al profesor de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Madrid, Juan Manuel Moreno, quién en 2001 realizó un estudio que llamó “El fraude en la educación, o cómo la corrupción también se aprende” en donde aseguraba que “El fraude en la educación es el principal tipo de comportamiento antisocial escolar no violento o de cuello blanco. Y no solo eso, sino que además la escuela es el primer campo de prácticas del fraude y la corrupción”

 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.