text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Consejos para realizar un examen de tipo test

      
Autor: biologycorner  |  Fuente: Flickr

Los exámenes tipo test son muy comunes en la universidad, y es frecuente que frente a tantas respuestas ambiguas dudemos acerca de cuál es la correcta. Si bien lo que más te garantizará el éxito es haber estudiado, la práctica en este tipo de evaluaciones también es importante para que les tomes el ritmo. Además, teniendo en cuenta algunas sugerencias estarás más entrenado para enfrentarte a un examen de múltiple opción.

 

Lee también
» Estudiar de memoria vs estudiar razonando
» 5 alimentos para estudiar mejor

 

La forma de estudiar para estos exámenes varía en cuanto a los tradicionales donde se deben desarrollar conceptos. En los exámenes tipo test, también conocidos como múltiple opción, no es tan importante que te sepas de memoria textos enteros, aunque sí es fundamental que tengas bien claro datos concretos, como fechas o fórmulas y demás cuestiones específicas. Aquí no cuenta tu capacidad de desarrollo sobre un tema, ya que solo podrás marcar verdadero-falso o elegir la respuesta correcta sin posibilidad de explayarte.

 

Técnicas que debes tener en cuenta durante el examen

 

1 – Leer bien las instrucciones

Cuando leas las instrucciones, ten en cuenta algunos detalles como por ejemplo, si las preguntas pueden tener más de una respuesta correcta, cuánto vale cada pregunta y si te quitan puntos por respuestas incorrectas. Lee las instrucciones al 100% y cualquier duda que tengas evacúala antes de comenzar la prueba.

 

2 – Comienza por las preguntas más fáciles

Comenzar por las preguntas más fáciles te permitirá después tomarte el tiempo para pensar mejor aquellas con las que no estás muy seguro. Directamente, saltéate las preguntas que requieran de tu mayor esfuerzo y déjalas para cuando hayas terminado con las que sabes; ya que si respondes en orden puedes terminar perdiendo muchos minutos y “trancándote” con una sola pregunta.

 

3 – Ten en cuenta qué hacer con las preguntas de las que no estás seguro de la respuesta

Si no estás seguro de una respuesta, ten en cuenta el caso para decidir si responder o no. Por ejemplo, si se trata de un test donde no te restan puntos por respuesta incorrecta puedes jugarte la respuesta aunque no estés seguro, pero distinto es si te penalizan –es decir, te restan puntos- si contestas mal o no contestan.

 

4 – Si te sobra el tiempo repasa tus respuestas

Es común que en este tipo de test las preguntas sean un tanto ingeniosas y tiendan a la confusión del estudiante, por eso se recomienda leer muy bien la pregunta antes de contestar. Si el tiempo te sobra, vuelve a repasar las preguntas para asegurarte que no has caído en un error de comprensión.

 

5 – Lee y relee las preguntas

Para evitar errores comunes, lee detenidamente cada pregunta, ya que una coma u otro signo de puntuación pueden cambiar todo el sentido de una frase. Lee y relee antes de decidirte por una respuesta. Un buen tip es intentar responderte a ti primero sin mirar las opciones, y después responder en la hoja cuando lo has hecho mentalmente primero, ya que de esta manera tendrás menos posibilidades de confundirte.

 

6 – Ten cuidado con las respuestas radicales

Las respuestas que incluyen palabras como “siempre” o “nunca” tienden a ser incorrectas, ya que es muy difícil defender tesis tan restrictivas. De la misma forma, términos como “a veces” u “ocasionalmente” son más veces correctas que incorrectas.

 

Como último consejo, te recomendamos que no intentes aprender a último momento lo que ya no has aprendido antes. Llevar el material de estudio e intentar comprender un tema en los 5 minutos antes de entrar a una prueba puede ser peor y puede incluso confundir lo que ya has aprendido.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.