text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Cómo tomar buenos apuntes en clase

      

Algunas personas creen que al tomar apuntes en clase deben escribir cada palabra dicha por el profesor, pero ciertamente esto no resulta muy efectivo ya que si se pierde una palabra se cae en la peligrosa posibilidad de no poder encadenar el resto de conceptos.

 

Lee también
» La escritura a mano beneficia el desarrollo cognitivo
» Estudio demuestra que un gran porcentaje de alumnos plagia trabajos académicos en la secundaria

 

Tomar notas va más allá de prestar atención en clase. En este artículo te enseñamos cómo conseguir los mejores apuntes en 3 etapas.



1 – Para tomar apuntes prepárate antes de clase

Para tomar los apuntes más efectivos es necesario revisar los apuntes de la clase anterior antes de llegar a la nueva lección. Con esta información previa sabrás qué es lo importante y que es lo accesorio, y no tendrás que anotar cada palabra. Para que esto sea aún más productivo tienes que estudiar los textos recomendados por el docente. Recuerda que los apuntes son un buen apoyo, pero solamente con éstos no podrás entender el contenido de la asignatura.


2 – Tomar apuntes durante la clase

Lo primero que tienes que hacer es, lógicamente, estar muy atento, ya que si estás escuchando al profesor como si se tratara de una radio de fondo mientras estás distraído en otra cosa no lograrás fijar conceptos por más que no se te escape escribir una palabra de lo dicho. A menudo el docente utiliza frases que indican que lo que continúa es esencial, como por ejemplo “el punto más importante es que…” o cosas del estilo. 

 

También sería bueno que adquieras una buena velocidad para tomar los apuntes para que no se “pierdan” muchos conceptos. Para esto también puedes abreviar palabras y utilizar símbolos; además de optar por una computadora portátil en el caso de que sientas que te rinde más en cuanto a tiempo que el lápiz y el papel. 


3 – Revisa los apuntes después de clase


Revisar los apuntes en el momento que termina la clase te ayudará en el caso de que quieras realizar una anotación extra que recuerdes pero no te haya dado el tiempo de escribir. Es el momento más útil ya que es cuando el nuevo conocimiento está más “fresco”.

 

También puedes fomentar entre tus compañeros el intercambio de apuntes, pero ten mucho cuidado en no “marearte” con lo que recogieron los demás. Si  vas a leer sobre los apuntes de otra persona, procura que sea alguien muy objetivo y no aquel que escribe “lo que le pareció entender”. ¡Recuerda que  unos buenos apuntes sobre lo dicho en clase te serán de gran ayuda al momento de despejar dudas sobre textos complejos!


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.