text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Como lidiar con el estrés de la universidad

      
<p>Pruebas, exámenes, trabajos que entregar, muchas asignaturas con las que cumplir y las responsabilidades que toda la vida universitaria conlleva pueden hacerte sentir en muchos momentos agobiado. Poder <strong>manejar el estrés académico</strong> es fundamental para un buen rendimiento educativo. ¿Pero cómo lograrlo? A continuación te brindamos <strong>algunos consejos para que no te sientas agotado</strong> y puedas cumplir con todas las demandas <strong>sin afectar tu bienestar ni tu rendimiento académico</strong>.</p><p> </p><p><span style=color: #ff0000;> <strong>Lee también</strong></span><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Consejos para realizar un examen de tipo test href=https://noticias.universia.com.ec/educacion/noticia/2015/05/20/1125366/consejos-realizar-examen-tipo-test.html>» <strong>Consejos para realizar un examen de tipo test</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Tips sobre cómo estudiar para un examen de historia href=https://noticias.universia.com.ec/educacion/noticia/2015/05/27/1125896/tips-como-estudiar-examen-historia.html>» <strong>Tips sobre cómo estudiar para un examen de historia</strong></a><br/><a style=color: #666565; text-decoration: none; title=Cómo tomar buenos apuntes en clase href=https://noticias.universia.com.ec/educacion/noticia/2015/07/22/1128694/como-tomar-buenos-apuntes-clase.html>» <strong>Cómo tomar buenos apuntes en clase</strong></a><br/><br/></p><p> </p><p><strong>Técnicas para manejar el estrés académico</strong></p><p> </p><p><strong>1 – Administra tu tiempo</strong></p><p>Administrar mal el tiempo es uno de los desencadenantes de mayor inquietud en los estudiantes cuando perciben que no les dará el tiempo de cumplir con todo. Para no llegar a esta situación debes tener una óptima administración de tu tiempo, por ejemplo <strong>estudiando gradualmente y no dejando todo para último momento</strong>, estableciendo prioridades y realizando un calendario que determine que es lo más importante y que puedes posponer, a fin de <strong>evitar la sobrecarga de tareas</strong>.</p><p> </p><p><strong>2 – Descansa bien</strong></p><p>El cúmulo de tareas obliga al estudiante que no se organizó debidamente a hacer todo a último momento, y de esta manera restará horas de sueño para dedicarlas al estudio o la realización de trabajos pendientes. Esto es un grave error. Te sugerimos que <strong>primero descanses y después estudies</strong>, ya que el cerebro no podrá asimilar nuevos conocimientos si no está “fresco” y descansado.</p><p> </p><p><strong>3 – Sácate de arriba primero lo urgente</strong></p><p>Hay <strong>diferencias entre lo urgente y lo importante</strong>. En el caso de la vida académica muchas veces debes pensar primero en lo urgente. Por ejemplo, si debes salvar determinada asignatura porque sino no podrás seguir avanzando en el curso, entonces esa tarea debe ser prioritaria.</p><p> </p><p><strong>4 – Mantén una actitud positiva</strong></p><p>Perder un examen o tener que volver a cursar una materia no es el fin del mundo, así que no lo sientas así. Hay profesionales que no tienen ni una mancha en su currículum académico, pero la verdad es que son los menos los que logran esto. <strong>No te deprimas si no puedes cumplir con todo</strong> y continúa teniendo una actitud positiva, ya que de lo contrario no solo podrías estresarte sino que también podrías llegar a frustrarte. Puedes practicar alguna<strong> relajación como el Midfulness</strong>, una técnica que está siendo muy utilizada por estudiantes y universidades de todo el mundo para bajar el nivel de estrés de los estudiantes y aumentar su productividad. Estudia para cumplir tus objetivos y si todo no sale como lo habías previsto<strong> recuerda que son pequeños obstáculos con los que deberás lidiar</strong>, pero tu voluntad de lograrlo es más fuerte.</p>
Fuente: Shutterstock

Pruebas, exámenes, trabajos que entregar, muchas asignaturas con las que cumplir y las responsabilidades que toda la vida universitaria conlleva pueden hacerte sentir en muchos momentos agobiado. Poder manejar el estrés académico es fundamental para un buen rendimiento educativo. ¿Pero cómo lograrlo? A continuación te brindamos algunos consejos para que no te sientas agotado y puedas cumplir con todas las demandas sin afectar tu bienestar ni tu rendimiento académico.

 

 Lee también
» Consejos para realizar un examen de tipo test
» Tips sobre cómo estudiar para un examen de historia
» Cómo tomar buenos apuntes en clase

 

Técnicas para manejar el estrés académico

 

1 – Administra tu tiempo

Administrar mal el tiempo es uno de los desencadenantes de mayor inquietud en los estudiantes cuando perciben que no les dará el tiempo de cumplir con todo. Para no llegar a esta situación debes tener una óptima administración de tu tiempo, por ejemplo estudiando gradualmente y no dejando todo para último momento, estableciendo prioridades y realizando un calendario que determine que es lo más importante y que puedes posponer, a fin de evitar la sobrecarga de tareas.

 

2 – Descansa bien

El cúmulo de tareas obliga al estudiante que no se organizó debidamente a hacer todo a último momento, y de esta manera restará horas de sueño para dedicarlas al estudio o la realización de trabajos pendientes. Esto es un grave error. Te sugerimos que primero descanses y después estudies, ya que el cerebro no podrá asimilar nuevos conocimientos si no está “fresco” y descansado.

 

3 – Sácate de arriba primero lo urgente

Hay diferencias entre lo urgente y lo importante. En el caso de la vida académica muchas veces debes pensar primero en lo urgente. Por ejemplo, si debes salvar determinada asignatura porque sino no podrás seguir avanzando en el curso, entonces esa tarea debe ser prioritaria.

 

4 – Mantén una actitud positiva

Perder un examen o tener que volver a cursar una materia no es el fin del mundo, así que no lo sientas así. Hay profesionales que no tienen ni una mancha en su currículum académico, pero la verdad es que son los menos los que logran esto. No te deprimas si no puedes cumplir con todo y continúa teniendo una actitud positiva, ya que de lo contrario no solo podrías estresarte sino que también podrías llegar a frustrarte. Puedes practicar alguna relajación como el Midfulness, una técnica que está siendo muy utilizada por estudiantes y universidades de todo el mundo para bajar el nivel de estrés de los estudiantes y aumentar su productividad. Estudia para cumplir tus objetivos y si todo no sale como lo habías previsto recuerda que son pequeños obstáculos con los que deberás lidiar, pero tu voluntad de lograrlo es más fuerte.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.