text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Consejos para no sufrir de dolor de espalda en el trabajo

      
<p style=text-align: justify;>¿Sufres dolor de espalda después de trabajar? Tu <strong>postura frente a la computadora puede</strong> ser una de las causantes del molestar. Trabajar durante largas horas frente a un monitor puede generarte cansancio, pero además puede tener mayores riesgos para tu salud. Estos consejos te ayudarán a cambiar un poco tu rutina de trabajo para evitar que sientas malestar:</p><p style=text-align: justify;> </p><p><strong>Lee también</strong></p><p><br/><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK href=https://www.facebook.com/pages/Universia-Ecuador/391617097568563>» <strong>Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK</strong></a> </p><p><a style=color: #ff0000; text-decoration: none; title=Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes href=https://becas.universia.com.ec/>» <strong>Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes</strong></a></p><p> </p><p> </p><p> </p><p> </p><h3>No culpes a la silla </h3><p style=text-align: justify;>Del mismo modo que muchas personas culpan a la cama por sus dolores de espalda, otros creen que las responsables de sentir malestar en el cuerpo después de trabajar son las sillas. Por el contrario, la responsabilidad no recae en los muebles sino en cuánto tiempo pasas sentado. Si bien tu jornada laboral puede durar ocho horas, de ti depende no permanecer sentado por más de una hora.</p><p style=text-align: justify;> </p><h3>Utiliza todo momento para moverte </h3><p style=text-align: justify;>¿Cuál es la solución? <strong>Oblígate a encontrar momentos para levantarte, caminar, ir al baño, a servirte agua o café… todo sirve para evitar estar tanto tiempo en la misma posición</strong>.  También puedes tener reuniones estando parado, caminar durante el tiempo que tienes para comer, y cuando llegues a tu casa encuentra algo más para hacer.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>El dolor de espalda es el menor de los riesgos si no empiezas a actuar desde ahora. Puedes tener problemas cardiovasulares, diabetes y obesidad</strong>, según la Organización Mundial de la Salud. </p><p style=text-align: justify;> </p><h3>Se consciente de la postura que adoptas cuando estás sentado </h3><p style=text-align: justify;>También es cierto que hay días que el trabajo es tanto que no cuentas con tiempo para moverte. En esos casos cuida tu postura, relaja tus hombros, coloca tus brazos en paraleo al piso y posiciona tus pies con toda la planta sobre el piso.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>En cuanto al monitor, lo ideal es mantener una distancia mínima de 45 cm. De igual modo esto cambia dependiendo de los tamaños. Además, la parte superior del monitor no debiera estar por encima de la línea de nuestra visual. Para acomodar bien la pantalla se pueden colocar libros o algo firme para ajustar la altura e inclinación del monitor que debe ser de 10 o 20 grados</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;> </p><h3>Prueba con accesorios innovadores </h3><p style=text-align: justify;>Consulta en tu trabajo si tienen “fun coolers” que sirven para la ventilación de las computadoras pero también permiten darle mayor altura al monitor, impidiendo que mires hacia abajo y te duela el cuello.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;><strong>Otra solución son los escritorios ajustables, que te permite trabajar sentado o de pie, según lo prefieras</strong>. La compañía global de muebles de oficina, Steelcase, ofrece este tipo de híbrido entre escritorio y cinta caminadora para usar en la oficina.</p><p style=text-align: justify;> </p><p style=text-align: justify;>Si trabajas desde tu casa otra opción puede ser colocar una bicicleta estacionaria para movilizar las piernas y favorecer la circulación mientras lees. </p>
Fuente: Universia

¿Sufres dolor de espalda después de trabajar? Tu postura frente a la computadora puede ser una de las causantes del molestar. Trabajar durante largas horas frente a un monitor puede generarte cansancio, pero además puede tener mayores riesgos para tu salud. Estos consejos te ayudarán a cambiar un poco tu rutina de trabajo para evitar que sientas malestar:

 

Lee también


» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de FACEBOOK 

» Visita nuestro Portal de BECAS y descubre las convocatorias vigentes

 

 

 

 

No culpes a la silla 

Del mismo modo que muchas personas culpan a la cama por sus dolores de espalda, otros creen que las responsables de sentir malestar en el cuerpo después de trabajar son las sillas. Por el contrario, la responsabilidad no recae en los muebles sino en cuánto tiempo pasas sentado. Si bien tu jornada laboral puede durar ocho horas, de ti depende no permanecer sentado por más de una hora.

 

Utiliza todo momento para moverte 

¿Cuál es la solución? Oblígate a encontrar momentos para levantarte, caminar, ir al baño, a servirte agua o café… todo sirve para evitar estar tanto tiempo en la misma posición.  También puedes tener reuniones estando parado, caminar durante el tiempo que tienes para comer, y cuando llegues a tu casa encuentra algo más para hacer.

 

El dolor de espalda es el menor de los riesgos si no empiezas a actuar desde ahora. Puedes tener problemas cardiovasulares, diabetes y obesidad, según la Organización Mundial de la Salud. 

 

Se consciente de la postura que adoptas cuando estás sentado 

También es cierto que hay días que el trabajo es tanto que no cuentas con tiempo para moverte. En esos casos cuida tu postura, relaja tus hombros, coloca tus brazos en paraleo al piso y posiciona tus pies con toda la planta sobre el piso.

 

En cuanto al monitor, lo ideal es mantener una distancia mínima de 45 cm. De igual modo esto cambia dependiendo de los tamaños. Además, la parte superior del monitor no debiera estar por encima de la línea de nuestra visual. Para acomodar bien la pantalla se pueden colocar libros o algo firme para ajustar la altura e inclinación del monitor que debe ser de 10 o 20 grados

 

 

Prueba con accesorios innovadores 

Consulta en tu trabajo si tienen “fun coolers” que sirven para la ventilación de las computadoras pero también permiten darle mayor altura al monitor, impidiendo que mires hacia abajo y te duela el cuello.

 

Otra solución son los escritorios ajustables, que te permite trabajar sentado o de pie, según lo prefieras. La compañía global de muebles de oficina, Steelcase, ofrece este tipo de híbrido entre escritorio y cinta caminadora para usar en la oficina.

 

Si trabajas desde tu casa otra opción puede ser colocar una bicicleta estacionaria para movilizar las piernas y favorecer la circulación mientras lees. 


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.