text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

La mala alimentación reduce hasta un 20% la productividad laboral

      
noticias-productividad-laboral
Elegir colaciones sanas e hidratarse sanamente son dos medidas claves para mejorar la dieta en el trabajo-Universia

El acelerado ritmo de vida moderno nos suele enfrentar a una seguidilla de asuntos que atender, relegando a un segundo plano el tema de la alimentación sana. En ese sentido, la “comida basura”, las golosinas y el café se han convertido en los principales sustentos energéticos de muchos empleados, dando lugar a múltiples enfermedades y desatando la preocupación de las empresas y la sociedad.

 

Lee también:

72% de los ecuatorianos mayores de 19 años tiene obesidad o sobrepeso

 

La misma Organización Internacional del Trabajo (OIT) reconoce la importancia de la alimentación dentro de la jornada laboral, afirmando incluso que una alimentación no adecuada de un trabajador puede disminuir hasta un 20% la productividad. Por su parte, varios estudios realizados en EEUU y Canadá avalan esta aseveración y estiman que, además de la pérdida de efectividad laboral, la obesidad puede generar entre 1,61 y 1,74% más de ausentismo.

¿Cómo hacer si tienes poco tiempo y deseas alimentarte sanamente? A continuación, enumeramos algunas pequeñas modificaciones en la rutina que te ayudarán a mejorar tu dieta en el trabajo:

 

1. Elije colaciones más sanas

A media mañana o media tarde, opta por un snack saludable como galletas de avena, barras de cereal, yogurts descremados, galletas de agua o frutas.

 

2. Si puedes, lleva almuerzo desde tu casa

Así ahorrarás dinero y evitarás tentarte con la comida rápida. Puedes incorporar al menú: carne, pollo, pavo, jamón, pescado, huevos, queso bajo en grasa, un yogur desnatado y frutos secos.

 

3. Cuando no tengas tiempo: opta por un sándwich

En caso de que no tengas tiempo de comer un buen plato de comida, escoge un sándwich que contenga vegetales con huevo, atún o palta. Además, procura comer despacio y evitar las bebidas azucaradas.

 

4. Hidrátate oportunamente.

Conviene siempre tener agua a mano para mantenerse sano. Los expertos suelen recomendar beber 8 vasos de agua por día. Llevarse el vaso de agua para el escritorio puede ser una buena estrategia recordatoria.

 

5. Defiende la iniciativa en el trabajo

Anima a los directivos de tu empresa a promover unos hábitos alimentarios saludables en el entorno de trabajo. Puedes sugerir que incluyan una oferta más amplia de alimentos saludables en la cafetería de su lugar de trabajo o en las máquinas expendedoras.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.