text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Consejos para hablar en público

      
<p>Saber comunicarte y <strong>hablar en público</strong> es una habilidad que te ayudará a nivel personal y profesional; y a la hora de hacerlo frente a un auditorio es necesario saber cómo cautivarlo para que el mensaje (independiente del contenido) llegue y sea efectivo. <strong>Ser persuasivos al hablar en público y lograr fascinar a los demás con las palabras es una de las herramientas más potentes que existen para lograr los objetivos</strong>; y sino como ejemplo piensa cómo conquistan los políticos a muchos de sus votantes: éstos se guían por el carisma del personaje sin siquiera conocer el programa de gobierno. Y esto lo consiguen justamente por ser excelentes oradores. <br/><br/></p><p>Aprende tú también a hablar en público y a mejorar tus capacidades de comunicación a través de los consejos que brindamos a continuación. <br/><strong><br/><br/>5 consejos para hablar en público de manera efectiva</strong> <br/><br/></p><p><strong>1 – Prepara tu discurso</strong></p><p>Nada puede salir peor que intentar hablar de un tema que no conoces. Para persuadir a los demás sobre cualquier cosa, primero tienes que saber al dedillo de qué se trata lo que estás diciendo y estar primero tú convencido del punto que has tomado al respecto. <strong>Dominar el tema es fundamental para dominar los nervios de hablar frente a muchas personas</strong>. <br/><strong><br/><br/>2 – Ten un gran comienzo (y final)</strong></p><p>El principio, tanto como el final, deben encantar al público para que éste decida que le interesa lo que vas a exponer y que te seguirá escuchando. <strong>Impacta en el comienzo para lograr desde un primer momento captar el foco de atención</strong>; ya que si no lo haces desde el principio será difícil que los demás se “enganchen” con tu discurso más adelante. En cuanto al final, puedes terminarlo con una pregunta, una anécdota o una frase que quede resonando en la mente de los presentes. <strong>Es importante que tanto el inicio como el final sean cautivantes.</strong><strong>Si lo logras las personas recordarán tu discurso a lo largo del tiempo</strong> e incluso más allá de que no puedan recordar lo que has dicho, no te olvidarán como orador. <br/><br/><strong><br/>3 – Habla en un tono coloquial</strong></p><p>Hablar de manera distendida no tiene por qué restarle importancia a lo que estás diciendo; y en cambio <strong>crearás una sensación de humanidad y acercamiento entre el público y tú</strong>. En este punto es importante que no leas tu discurso, y esto lo podrás lograr si como ya mencionamos sabes exactamente de lo que estás hablando. Además de hablar en un tono coloquial <strong>cuida tu tono y el ritmo de tu voz</strong>: no mantengas un volumen demasiado bajo o en el mismo ritmo durante toda la conferencia porque será muy difícil para los demás seguir el hilo. Al contrario, <strong>proyecta tu voz y altera el ritmo para tener la atención todo el tiempo contigo</strong>. <br/><br/><strong><br/>4 – Cuida el resto de la comunicación</strong></p><p>Además de lo que dices y cómo lo dices, tu cuerpo se comunica en todo momento y envía señales. <strong>La comunicación no verbal tiene gran peso y por eso debes cuidarla, así como también a tu vestimenta</strong>. Para esto mantén un look prolijo y adecuado a lo que estás haciendo y hacia quien te estás dirigiendo; y en cuanto a tu lenguaje corporal un buen punto es hacer foco con el auditorio a través del contacto visual. Cuida tus movimientos para que éstos no sean excesivos ni bruscos pero a la vez no te quedes demasiado quieto. <strong>Practica previamente para conocer tus puntos débiles y ganar confianza</strong> y con esto lograrás no quedarte en ninguna posición que te haga sentir incómodo. <br/><br/><strong><br/>5 – Incluye otros recursos a tu relato</strong></p><p>Incluye otros elementos o recursos para hacer tu presentación más dinámica y divertida. Puede por ejemplo apoyarte en una <strong>presentación digital que exhiba imágenes, sonidos y videos</strong>. Lo cierto es que desviar mínimamente la atención te ayudará a ti a <strong>tomar un descanso de la exigencia de estar hablando en todo momento</strong>; a la vez que si el material que compartes es bueno, será sumamente positivo para reforzar tu mensaje. Además, puedes <strong>dirigir preguntas a la audiencia</strong> logrando más interés y confianza entre tú y el público.</p>
Fuente: Universia

Saber comunicarte y hablar en público es una habilidad que te ayudará a nivel personal y profesional; y a la hora de hacerlo frente a un auditorio es necesario saber cómo cautivarlo para que el mensaje (independiente del contenido) llegue y sea efectivo. Ser persuasivos al hablar en público y lograr fascinar a los demás con las palabras es una de las herramientas más potentes que existen para lograr los objetivos; y sino como ejemplo piensa cómo conquistan los políticos a muchos de sus votantes: éstos se guían por el carisma del personaje sin siquiera conocer el programa de gobierno. Y esto lo consiguen justamente por ser excelentes oradores.

Aprende tú también a hablar en público y a mejorar tus capacidades de comunicación a través de los consejos que brindamos a continuación.


5 consejos para hablar en público de manera efectiva
 

1 – Prepara tu discurso

Nada puede salir peor que intentar hablar de un tema que no conoces. Para persuadir a los demás sobre cualquier cosa, primero tienes que saber al dedillo de qué se trata lo que estás diciendo y estar primero tú convencido del punto que has tomado al respecto. Dominar el tema es fundamental para dominar los nervios de hablar frente a muchas personas.


2 – Ten un gran comienzo (y final)

El principio, tanto como el final, deben encantar al público para que éste decida que le interesa lo que vas a exponer y que te seguirá escuchando. Impacta en el comienzo para lograr desde un primer momento captar el foco de atención; ya que si no lo haces desde el principio será difícil que los demás se “enganchen” con tu discurso más adelante. En cuanto al final, puedes terminarlo con una pregunta, una anécdota o una frase que quede resonando en la mente de los presentes. Es importante que tanto el inicio como el final sean cautivantes.Si lo logras las personas recordarán tu discurso a lo largo del tiempo e incluso más allá de que no puedan recordar lo que has dicho, no te olvidarán como orador.


3 – Habla en un tono coloquial

Hablar de manera distendida no tiene por qué restarle importancia a lo que estás diciendo; y en cambio crearás una sensación de humanidad y acercamiento entre el público y tú. En este punto es importante que no leas tu discurso, y esto lo podrás lograr si como ya mencionamos sabes exactamente de lo que estás hablando. Además de hablar en un tono coloquial cuida tu tono y el ritmo de tu voz: no mantengas un volumen demasiado bajo o en el mismo ritmo durante toda la conferencia porque será muy difícil para los demás seguir el hilo. Al contrario, proyecta tu voz y altera el ritmo para tener la atención todo el tiempo contigo.


4 – Cuida el resto de la comunicación

Además de lo que dices y cómo lo dices, tu cuerpo se comunica en todo momento y envía señales. La comunicación no verbal tiene gran peso y por eso debes cuidarla, así como también a tu vestimenta. Para esto mantén un look prolijo y adecuado a lo que estás haciendo y hacia quien te estás dirigiendo; y en cuanto a tu lenguaje corporal un buen punto es hacer foco con el auditorio a través del contacto visual. Cuida tus movimientos para que éstos no sean excesivos ni bruscos pero a la vez no te quedes demasiado quieto. Practica previamente para conocer tus puntos débiles y ganar confianza y con esto lograrás no quedarte en ninguna posición que te haga sentir incómodo.


5 – Incluye otros recursos a tu relato

Incluye otros elementos o recursos para hacer tu presentación más dinámica y divertida. Puede por ejemplo apoyarte en una presentación digital que exhiba imágenes, sonidos y videos. Lo cierto es que desviar mínimamente la atención te ayudará a ti a tomar un descanso de la exigencia de estar hablando en todo momento; a la vez que si el material que compartes es bueno, será sumamente positivo para reforzar tu mensaje. Además, puedes dirigir preguntas a la audiencia logrando más interés y confianza entre tú y el público.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.