text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

¿Aceptar o no una oferta de empleo?

      
<p>Cuando te encuentras<strong> buscando trabajo</strong>, es posible que pases por varias entrevistas hasta dar con el empleo indicado. En todas ellas será importante que, además  de <strong>mostrar tus capacidades y dar cuenta de tu formación</strong>, estés atento a la <strong>información que te brinda el reclutador</strong>, para saber de antemano si coincides con el perfil.<br/><br/></p><p>Conocer las <strong>características de la empresa y del trabajo, las responsabilidades que exigirá y las condiciones en las que trabajarás</strong> es esencial para saber si  la vacante  a la que postulaste se adecúa a tus necesidades e intereses profesionales.<br/><br/></p><p>El primer encuentro con tu empleador te brindará gran parte de esta información, por lo cual en la entrevista debes estar <strong>atento a todos los datos</strong> que te pueda brindar y también <strong>dispuesto a hacer las preguntas que consideres necesarias</strong> para ayudarte a decidir si ese será tu próximo empleo.</p><p> </p><p><strong>¿Cómo saber si aceptas o no una oferta de trabajo?</strong> Aquí van algunas claves para tomar la decisión:<br/><br/><br/></p><p><strong>-Si el reclutador habla mal de la persona que ocupaba el puesto vacante, considéralo.<br/></strong></p><p>Si durante la entrevista el empleador<strong> critica a la persona que reemplazarás</strong>, deberás considerarlo seriamente a la hora de tomar la decisión. Hablar mal de otro trabajador y más en esta instancia es una actitud que denota <strong>poco profesionalismo</strong> y también <strong>pone en cuestionamiento la ética</strong>. Piensa que durante una entrevista de selección el rol del reclutador debe ser únicamente el de evaluar tus aptitudes y mostrarte por qué será bueno que trabajes en su compañía. Por otra parte, esa actitud negativa <strong>dejará al descubierto posibles conflictos</strong> que hablarán de las relaciones laborales dentro de la empresa, y <strong>te sumará la inseguridad</strong> de que si lo ha hecho una vez, nada indica que no lo haga mañana también contigo cuando abandones el puesto.<br/><br/><br/></p><p><strong>- Si el reclutador critica permanentemente a su competencia, considéralo.</strong></p><p>Si <strong>los competidores de la empresa son el blanco fácil</strong> durante toda la entrevista y lo único que hace tu posible empleador es criticarlos y hablar mal de ellos, tómalo como una advertencia. Al mismo tiempo no está de más que te cuestiones por qué hace esto y <strong>si realmente a ti te interesa compartir el día a día con alguien negativo</strong> y más preocupado por lo que hacen los demás que por su propio trabajo. Por otra parte esta actitud también puede servirte como un indicador a tu favor para preguntarte qué beneficios extra ofrecen los competidores que hace que los critique; quizá <strong>en alguna de esas empresas también puedas encontrar la oportunidad que estás buscando</strong>.<br/><br/><br/></p><p><strong>-Si durante la entrevista nunca nombra a su equipo, considéralo.</strong></p><p>Un indicador de la cultura laboral de una compañía y del valor que se le da a los trabajadores es la <strong>forma en la que el empleador se refiere a su equipo</strong>. Si en ningún momento  menciona al equipo de trabajo y se centra solo en hablar de sí mismo, deberías considerar a qué compañía te has postulado y <strong>si realmente en ese lugar te sentirás valorado y potenciado profesionalmente</strong>.</p><p> </p><p><strong>- Si evade tus preguntas, considéralo.</strong></p><p>Si durante el encuentro el reclutador <strong>no responde ninguna de las preguntas que le haces</strong> y en cambio intenta cambiarte de tema o <strong>apresurarse a terminar la entrevista</strong> para no generar el espacio para preguntar, tómalo como una mala señal. Seguramente haya datos o información que por alguna razón no quiera dejar al descubierto y que para ti podrían ser determinantes a la hora de elegir.</p><p> </p><p><strong>- Si nadie parece estar feliz en ese lugar, considéralo.</strong></p><p>Puede ser que previo a la entrevista te toque esperar en la recepción o en algún lugar en el que puedas observar el funcionamiento de la oficina. Si percibes un <strong>clima tenso</strong>, si quienes te reciben no son amables, si no existe interacción entre los miembros del equipo o las interacciones son hostiles, y aún más, <strong>si nadie allí pareciera estar cómodo y a gusto</strong>, piénsalo dos veces antes de decir que sí.</p><p> </p><p><strong>- Si quien te entrevista no es claro al explicarte los detalles del puesto, considéralo.</strong></p><p>Es importante que durante la entrevista te queden claros 3 puntos fundamentales del puesto: <strong>las funciones que tendrás que desempeñar, los beneficios que te brindará a distintos niveles y el salario</strong>. Si lo que dialogan en ese primer encuentro no condice con lo que detallaba el llamado, si no te queda claro para que te están contratando o si los beneficios y la remuneración no están definidas, debes estarte alerta y no decidir a las apuradas.</p><p> </p><p><strong>- Si nada indica un desarrollo profesional en ese puesto, considéralo.</strong></p><p>Si el empleador no puede brindarte <strong>ejemplos de crecimiento del equipo y sus trabajadores</strong> en la empresa, y no te da mayores garantías de que tu pasaje por esa compañía te aportará un <strong>beneficio profesional</strong>, a través de datos concretos o de experiencias reales, piensa si realmente te sumará optar por esa vacante.  </p><p> </p><p>Cuando estés ante una oportunidad laboral nueva, toma en cuenta estas claves y aprovecha el espacio de la entrevista para <strong>evaluar si realmente lo que te ofrece la compañía es lo que estás buscando para tu desarrollo profesional</strong>.  No te dejes ganar por la ansiedad y piensa bien, antes de dar el ok, si realmente ese puesto de trabajo te ayudará a crecer y a continuar realizándote.</p>
Fuente: Shuttertock

Cuando te encuentras buscando trabajo, es posible que pases por varias entrevistas hasta dar con el empleo indicado. En todas ellas será importante que, además  de mostrar tus capacidades y dar cuenta de tu formación, estés atento a la información que te brinda el reclutador, para saber de antemano si coincides con el perfil.

Conocer las características de la empresa y del trabajo, las responsabilidades que exigirá y las condiciones en las que trabajarás es esencial para saber si  la vacante  a la que postulaste se adecúa a tus necesidades e intereses profesionales.

El primer encuentro con tu empleador te brindará gran parte de esta información, por lo cual en la entrevista debes estar atento a todos los datos que te pueda brindar y también dispuesto a hacer las preguntas que consideres necesarias para ayudarte a decidir si ese será tu próximo empleo.

 

¿Cómo saber si aceptas o no una oferta de trabajo? Aquí van algunas claves para tomar la decisión:


-Si el reclutador habla mal de la persona que ocupaba el puesto vacante, considéralo.

Si durante la entrevista el empleador critica a la persona que reemplazarás, deberás considerarlo seriamente a la hora de tomar la decisión. Hablar mal de otro trabajador y más en esta instancia es una actitud que denota poco profesionalismo y también pone en cuestionamiento la ética. Piensa que durante una entrevista de selección el rol del reclutador debe ser únicamente el de evaluar tus aptitudes y mostrarte por qué será bueno que trabajes en su compañía. Por otra parte, esa actitud negativa dejará al descubierto posibles conflictos que hablarán de las relaciones laborales dentro de la empresa, y te sumará la inseguridad de que si lo ha hecho una vez, nada indica que no lo haga mañana también contigo cuando abandones el puesto.


- Si el reclutador critica permanentemente a su competencia, considéralo.

Si los competidores de la empresa son el blanco fácil durante toda la entrevista y lo único que hace tu posible empleador es criticarlos y hablar mal de ellos, tómalo como una advertencia. Al mismo tiempo no está de más que te cuestiones por qué hace esto y si realmente a ti te interesa compartir el día a día con alguien negativo y más preocupado por lo que hacen los demás que por su propio trabajo. Por otra parte esta actitud también puede servirte como un indicador a tu favor para preguntarte qué beneficios extra ofrecen los competidores que hace que los critique; quizá en alguna de esas empresas también puedas encontrar la oportunidad que estás buscando.


-Si durante la entrevista nunca nombra a su equipo, considéralo.

Un indicador de la cultura laboral de una compañía y del valor que se le da a los trabajadores es la forma en la que el empleador se refiere a su equipo. Si en ningún momento  menciona al equipo de trabajo y se centra solo en hablar de sí mismo, deberías considerar a qué compañía te has postulado y si realmente en ese lugar te sentirás valorado y potenciado profesionalmente.

 

- Si evade tus preguntas, considéralo.

Si durante el encuentro el reclutador no responde ninguna de las preguntas que le haces y en cambio intenta cambiarte de tema o apresurarse a terminar la entrevista para no generar el espacio para preguntar, tómalo como una mala señal. Seguramente haya datos o información que por alguna razón no quiera dejar al descubierto y que para ti podrían ser determinantes a la hora de elegir.

 

- Si nadie parece estar feliz en ese lugar, considéralo.

Puede ser que previo a la entrevista te toque esperar en la recepción o en algún lugar en el que puedas observar el funcionamiento de la oficina. Si percibes un clima tenso, si quienes te reciben no son amables, si no existe interacción entre los miembros del equipo o las interacciones son hostiles, y aún más, si nadie allí pareciera estar cómodo y a gusto, piénsalo dos veces antes de decir que sí.

 

- Si quien te entrevista no es claro al explicarte los detalles del puesto, considéralo.

Es importante que durante la entrevista te queden claros 3 puntos fundamentales del puesto: las funciones que tendrás que desempeñar, los beneficios que te brindará a distintos niveles y el salario. Si lo que dialogan en ese primer encuentro no condice con lo que detallaba el llamado, si no te queda claro para que te están contratando o si los beneficios y la remuneración no están definidas, debes estarte alerta y no decidir a las apuradas.

 

- Si nada indica un desarrollo profesional en ese puesto, considéralo.

Si el empleador no puede brindarte ejemplos de crecimiento del equipo y sus trabajadores en la empresa, y no te da mayores garantías de que tu pasaje por esa compañía te aportará un beneficio profesional, a través de datos concretos o de experiencias reales, piensa si realmente te sumará optar por esa vacante.  

 

Cuando estés ante una oportunidad laboral nueva, toma en cuenta estas claves y aprovecha el espacio de la entrevista para evaluar si realmente lo que te ofrece la compañía es lo que estás buscando para tu desarrollo profesional.  No te dejes ganar por la ansiedad y piensa bien, antes de dar el ok, si realmente ese puesto de trabajo te ayudará a crecer y a continuar realizándote.


Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.