text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Mario Jaramillo: Ecuador necesita una Educación Superior más tolerante

      
imagen relacionada
Mario Jaramillo: Ecuador necesita una Educación Superior más tolerante. Foto: OUI IHOE
La cita académica reunió a más de 50  rectores y administrativos de alto nivel de América Latina y el Caribe, miembros de la Organización Universitaria Interamericana OUI.

Jaramillo Paredes
inició  su intervención realizando un análisis crítico  de la nueva Ley de Educación Superior dijo que,  la ley tenía algunas falencias pero que representa una oportunidad para re organizar al Alma Mater, una de las metas sería volver a la educación humanista.

La Ley dijo nos permite tener una mirada prospectiva de la educación superior en el país, y conocer en que estado y nivel están cada uno de los centros universitarios. Destacó como un elemento muy positivo el impulso que el texto jurídico,  da a la  investigación, y el aporte económico que el Gobierno Nacional está dando en la práctica  a este proceso.

> Dos pilares para la educación humanista

La educación de tendencia humanista para el educador,  de origen azuayo,  se debería centrar  en dos pilares fundamentales: la tolerancia  y la solidaridad. Parafraseando al sociólogo francés  Edgar Morin reto a los universitarios presentes  a educar para la incertidumbre, una posición que les permitirá  educar desde lo incierto  y lo complejo del mundo, en otras palabras un acercamiento más real a las verdaderas responsabilidades de la vida.

En este escenario,  el estudiante tiene derecho a equivocarse una y otra vez, como parte  de la tolerancia  que el sistema educativo ecuatoriano necesita  y nuestra sociedad también.

Ahora mismo tenemos sistemas de administración universitarios tremendamente lentos  y conversadores,  que  no han sabido canalizar los deseos y necesidades del estudiante.

> El riesgo de la educación profesionalizante

Para Jaramillo Paredes uno de los problemas  amenazantes de la educación superior ecuatoriana está en la prematura especialización, que sumada a los feudos docentes que existen en la universidad, nos han llevado a una prematura, débil y temprana profesionalización.

La especialización temprana está dijo,  anulando la formación básica, lo que hace que los  currículos profesionales sean parcelas del saber muy limitadas y en algunos casos caducas, hoy por hoy en maestro ya no enseña nada, concluyó.

Ante esta situación necesitamos una  actitud crítica  hacia la  futura profesional, y la especialidad  debe quedar para el cuarto nivel, lo cual debe partir de una defensa profesional.

Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.